Noticias del sector

La eólica marina española se beneficia del viento para emerger

La eólica marina española no deja escapar el viento. Cuenta con casi 8.000 km. de costa, siendo una tecnología fuerte y madura que aporta toda la cadena de valor. Tiene como fin construir parques de grandes aerogeneradores en el mar. Las empresas de nuestro país liderarán un sector en el que se ha fijado la Unión Europea para conseguir una economía neutra en emisiones de cara al 2050. Además, será tractor de otras áreas industriales como naval, construcción, metalurgia, logística, etc.

La mayoría de las compañías españolas participan en parques eólicos marinas europeos, como el Mar del Norte, el Mar Báltico y el Mar de Irlanda que exportan sus productos y servicios. No obstante, en España no es posible escalar sus modelos, ya que están a la espera de una regulación.

Esta industria necesita que el Gobierno indique la dirección con una Hoja de Ruta para la Eólica Marina. Se quiere diseñar una estrategia nacional y ordenar el espacio marítimo para permitir la instalación de estos parques eólicos off-shore. El objetivo de esto será conseguir su desarrollo comercial. El Ministerio para Transición Ecológica y fuentes del sector cuentan con estas iniciativas para ser aprobadas en el Consejo de Ministros.

Por otro lado, otros sectores de la UE están tomando posición dentro del mercado internacional. Estos países son Estados Unidos y Francia (también Reino Unido y Alemania), invirtiendo en eólica marina y subastas. Según el director de la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan), indica que “el crecimiento en el mercado internacional de la eólica marina se va a multiplicar por cinco hasta 2030 y por 25 hasta 2050”.

Objetivos europeos

La Estrategia de la Unión Europea sobre las Energías Renovables Marinas supone aumentar la capacidad de producción de eólica en el mar. Su nivel actual de 12 GW a 60 GW serán para 2030 y 300 GW para 2050. Este tipo de energía podría suministrar aproximadamente en diez años el 14% de la demanda de electricidad en la UE. A mediados del siglo, suministrarán un 30% que generará 300.000 puestos de trabajo en todo el continente.

El director de Plocan, Hernández, detalla que “el volumen total de negocio que se va a generar de acuerdo con previsiones de la Comisión Europea alcanzará los 750.000 millones de euros”.

Todos estos objetivos se quieren conseguir, ya que la tecnología eólica marina ha evolucionado rápidamente en los últimos años y superado sus complicaciones en construcción, instalación y operación. También ha salvado condiciones ambientales que han sido agresivas por el oleaje, la humedad y salinidad.

El jefe de proyecto de Energía Eólica Marina de Typsa afirma que “la eólica marina española tiene las suficientes capacidades y experiencia como para abordar el diseño, la construcción y la instalación de los primeros parques flotantes”, ya que es su punto más fuerte. España ofrece un potencial evidente como hub de referencia en la industria e innovación sobre eólica marina flotante. Está desarrollando 7 de los 27 prototipos de eólica flotante que actualmente existen en el mundo.

Fuente: ABC Economía 

0