Noticias del sector

IberBlue Wind proyecta dos parques de eólica marina flotante en Galicia y Portugal

Juan Sebastián Elcano, el proyecto previsto de eólica marina frente a la costa gallega, constaría de 29 aerogeneradores. Con los que se podría aportar electricidad a más de 335.000 hogares al año

La compañía IberBlue Wind ha anunciado su intención de realizar dos grandes parques de eólica marina flotante frente a las costas del Baixo Miño (Pontevedra) y de Viana do Castelo (Portugal). La empresa ha presentado al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico un documento inicial de proyecto en el que se recoge un análisis desde el punto de vista ambiental sobre la viabilidad técnica de la actuación. La inversión total de las dos infraestructuras podría rondar los 4.000 millones de euros.

Tecnología de la eólica marina flotante

Según ha explicado la compañía, “el proyecto Juan Sebastián Elcano utilizará tecnología eólica marina flotante innovadora para producir electricidad libre de huella de carbono. El proyecto aspira a ayudar a España en el progreso hacia un futuro de cero emisiones netas. Además, contribuirá al objetivo del gobierno español de tener una producción de 1-3 GW de energía eólica marina instalada en 2030”.

Con un tamaño de proyecto propuesto de 522 MW (podría aportar electricidad a más de 335.00 hogares al año), el proyecto Juan Sebastián Elcano se ubicará frente a las costas de la provincia de Pontevedra, en un área denominada NOR 1.

Eólica marina en Europa

Por su parte, su proyecto hermano, Creoula, podrían constituir el primer proyecto transfronterizo, “siendo la primera colaboración transfronteriza del sur de Europa en eólica marina flotante. Una iniciativa conjunta y pionera con una capacidad instalada total de 1,962 GW, que supondría enormes beneficios para ambos países, porque entre otras muchas cosas, comparten desde hace años la misma red eléctrica”, señalan desde la firma.

Según ha asegurado la compañía, el parque gallego consta de 29 aerogeneradores de 18 megavatios cada uno, que cubrirán un área de 117 kilómetros cuadrados. La distancia de los parques de la costa se situaría entre los 20 y los 35 kilómetros, con la intención de limitar el impacto visual al máximo.

El proyecto supondría la creación de unos 1.500 durante las fases de desarrollo, construcción y operación y unos 150 trabajadores en la fase comercial.

– Fuente: ”Treintayseis”

– También te puede interesar:

 

0