Noticias del sector

China inaugura la planta fotovoltaica flotante más grande del mundo

Huaneng Power International ha inaugurado la planta fotovoltaica flotante más grande del mundo. Ubicada en la provincia china de Shandong, la planta cuenta con 320 MW de potencia. 

Su instalación se llevó a cabo en dos fases en un embalse cercano a su central térmica de Dezhou, de 2,65 GW. Estas fases han contado con 200 MW y 120 MW de capacidad, respectivamente. 

La primera fase, que incluía el despliegue de 8 MWh de capacidad de almacenamiento, se completó en 2020. Por su parte, la segunda fase se llevó a cabo entre mediados de septiembre y finales de diciembre. 

De este modo, la compañía espera que la instalación genere en torno a unos 550 millones de kWh de electricidad al año.

Características de la planta fotovoltaica flotante

La planta fotovoltaica está constituida por 13 islotes conectados que albergan un total de 140 hectáreas construidas sobre un lago artificial de una antigua mina de carbón.

Así, la mayor planta fotovoltaica flotante del mundo está lista para funcionar. CECEP ha sido la empresa encargada de conectar los islotes, cuya producción se espera que alcance los 77.693 MWh. Esta potencia permitiría abastecer hasta un total de 21 mil hogares. 

Este proyecto se ha llevado a cabo a través de la colaboración de empresas estatales chinas y el fabricante francés Ciel&Terre. Este último, especializado en la fotovoltaica flotante. 

La planta fotovoltaica se encuentra ubicada en una zona que antes se utilizaba para la minería del carbón, en la provincia de Anhui. Con el fin de minimizar las emisiones, los costes de transporte y fomentar el empleo local, los módulos flotantes han sido fabricados in situ.

Además, con el fin de no interferir en las actividades agrícolas de la zona, los inversores centrales han sido colocados sobre pilotes a la orilla del lago artificial. 

Otros proyectos de la compañía

A mediados de diciembre, la empresa también puso en marcha una planta solar de 130 MW en una zona intermareal cerca de Yuhuan, en la provincia de Zhejiang. 

La central fotovoltaica de Qinggang supone el primer proyecto fotovoltaico intermareal de China, con 242.000 módulos solares instalados en una superficie de 1,2 millones de metros cuadrados.

Así, la compañía espera obtener en torno a 150 millones de KWh al año a través de este proyecto. Entre los factores ambientales adversos a destacar de la planta fotovoltaica encontramos su resistencia frente a los tifones o a la corrosión del agua.

Por otro lado, Huaneng Power también tiene previsto construir una planta solar de 2 GW en Fengcheng, provincia de Jiangxi. El conjunto experimental incluirá energía fotovoltaica flotante, agrivoltaica y parques solares en estanques de peces. La primera unidad de 320 MW se completará este año, y el resto de la capacidad se instalará antes de 2026.

También puede interesarte:

0